Luna de miel a Australia

Hay parejas que antes de casarse ya tienen clarísimo donde van a ir de viaje. Pero ese no fue nuestro caso!

Además tenemos gustos bastante distintos: yo soy más de lugares exóticos, aventura y naturaleza, y mi pareja no hay nada que le guste más que el bullicio de las grandes ciudades y pasearse entre grandes edificios.

Vamos, que yo me hubiera perdido 3 semanas por África viviendo con y como los indígenas de allí, y mi pareja se hubiera pasado 3 semanas disfrutando de New York.

Luna de miel a Australia

Inicialmente lo habíamos descartado porque verdaderamente no teníamos una visión correcta de lo que era Australia y lo que tenía para ofrecernos. Yo pensaba que sí, era un lugar con mucha naturaleza, todo muy verde, pero ya está. No sé, como la imagen que se tiene de Irlanda del Norte o Escocia con sus grandes acantilados y campos verdes. Me imaginaba todo un país así…

Pero un día nos enseñaron fotos de un viaje que habían hecho tiempo atrás unos conocidos nuestros, y ahí la cosa cambió. Vimos la gran variedad de destinos que nos podía ofrecer.

Vimos que teníamos desiertos para visitar, islas paradisíacas donde descansar y hacer snorkel, selvas tropicales, paisajes con una fauna impresionante, muy diferente a la que estamos acostumbrados. Y como no, grandes ciudades donde pasear e ir de compras.

Uno de los paisajes más característicos de Australia

Uluru, una de las imágenes más características de Australia

Entonces, aquel destino que inicialmente habíamos descartado por desconocimiento, empezó a coger fuerza. Y a medida que íbamos informándonos por Internet sobre lugares a visitar de Australia, íbamos leyendo foros o diarios de viaje a Australia, el destino cogía más fuerza.

Además tenía algo que para mi era importante en el viaje de novios, y era que nos emocionara a los dos, no solo a uno de la pareja. Que los dos fuéramos allí pensando que era nuestro gran viaje. Y Australia tenía lo que hacía falta para hacerlo.

La luna de miel: El momento ideal

Australia se convirtió en el destino que verdaderamente nos emocionaba al pensar en nuestra luna de miel. Sí que teníamos otros en mente, como la costa oeste de los Estados Unidos (donde actualmente parece ser el lugar oficial donde irse de luna de miel), también otros lugares como Costa Rica, Vietnam, Cambodja…

Un punto que nos hizo decidir, fue el valorar el hecho que ir de luna de miel a Australia, te permite disponer de unos días extra para el viaje, que si vas de vacaciones de verano puede que no tengas (te dan 15 días extra de vacaciones en el trabajo). Por lo que puedes permitirte un viaje más largo del que harías en vacaciones. Y eso es algo a tener en cuenta si vas a Australia, porque es un destino muy muy extenso, y muy alejado de España. Por ejemplo para ir 10 días, mejor dedícalos a otro destino y deja Australia para otra ocasión.

Luna de miel en Australia

Llegando a Australia en nuestro viaje de novios

También para una luna de miel te permites gastarte más dinero del que te gastarías para un viaje de vacaciones de verano normal y corriente. Por lo menos en nuestro caso, que sí que nos gusta viajar, pero no acostumbramos a pegarnos grandes viajes cada dos por tres. Y eso también lo tuvimos en cuenta, porque Australia es un destino de los que puedes considerar como caros. Por un lado los vuelos hasta allí, pero luego también los vuelos internos que tendrás que coger sí o sí, y la propia vida en Australia, que es bastante cara.

Fue un cúmulo de cosas, que nos hizo ver que viajar a Australia en unas futuras vacaciones sería más difícil que ir a otros destinos, como Estados Unidos o Vietnam. Y por tanto dijimos, o vamos ahora a disfrutar de Australia, o quien sabe si podremos ir en un futuro y nos quedaremos para siempre con las ganas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *